Atentando en un shopping de Sidney: el «enorme coraje» de la oficial de policía que le puso fin al raid sangriento

Amy Scott era la única uniformada que estaba en la escena de la masacre. «Baje el arma», gritó antes de dispararle al atacante que la amenazaba con el cuchillo que mató a seis personas.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario